jueves, 14 de junio de 2007

Francis Ford Coppola en el estadio de Boca Juniors

De paso en Buenos Aires por asuntos de índole cinematográfica, una notoria y genuina curiosidad del gran director de cine lo hizo pasar por la Bombonera, durante la primer final de Copa Libertadores de Boca Juniors-Gremio de Porto Alegre. A pesar de la fría noche, acomodado en el palco de Mauricio Macri (presidente del club y actual candidato con posibilidad de ganar en la segunda vuelta para Jefe de la Ciudad de Buenos Aires), Coppola presencio todo el partido. Algunos hinchas lo reconocieron, lo saludaron y Francis Ford respondió a cada uno.
Ciertas personas, celebridades o no, tienen adquirida cierta grandeza moral, lo cual no solo les permite vivir con los pies sobre la tierra, sino también contemplar y explicar la realidad desde una perspectiva diferente e incluso positiva para la sociedad.




Tal vez esa actitud de Coppola al interesarse por mirar fútbol sudamericano en esta periferia distante que es Buenos Aires, sea similar a la que lo movilizó a la realización de los momentos más memorables del cine mundial.